En el artículo de este mes explicaremos la importancia del pie en el deporte sobre todo en los más pequeños que comienzan a iniciarse en la práctica deportiva.

El pie al ser la base de sustentación del aparato locomotor en estática y palanca de propulsión en dinámica es de suma importancia en cualquier actividad deportiva. Cada deporte requiere un nivel de exigencia distinto y cada pie tiene una funcionalidad muy diferente del otro. Cabe decir que no todos los tipos de pie sirven para cualquier tipo de deporte; existen pies mejor adaptados a la carrera continua, y otros mejor adaptados a la velocidad y al salto.    

Es de suma importancia que los tutores de los niños tomen conciencia de que es necesario  tener una mejor salud podológica, y se realicen controles periódicos  para evitar posibles lesiones y alteraciones futuras muy habituales en la consulta del podólogo en el adulto. Un buen funcionamiento del pie garantiza un mejor rendimiento físico y aprovechamiento del esfuerzo lo que previene en gran medida las lesiones musculo-esqueléticas y aumenta la calidad deportiva.

Hasta hace unos años no se ha tenido demasiado en cuenta a los deportistas adolescentes y niños, pero hoy en día se sabe que es imprescindible dado que el aparato locomotor está en período de crecimiento, en especial la columna vertebral y miembros inferiores. Aun somos pocos los podólogos que nos dedicamos al estudio de la podología pediátrico-deportiva aunque nuestro número va en aumento dado su importancia.

El estudio biomecánico en este tipo de pacientes no debe focalizarse únicamente en el pie si no en todo el aparato locomotor, muscular y esquelético realizando reconocimientos periódicos que nos permitan detectar en el menor tiempo posible cualquier alteración.  En muchas ocasiones observo que estos adolescentes presentan malas posiciones o posturas viciosas relacionadas con el crecimiento y si en estas circunstancias se realiza una práctica deportiva puede verse incrementada y estructurarse de manera definitiva.

Cada vez es mayor la exigencia que se le da a los niños en el deporte y se les somete a entrenamientos tan duros como los de un adulto.

Otro motivo de consulta  frecuente en los niños que realizan deporte es que los padres vengan diciendo que “el niño corre mal o tropieza mucho”, en estos casos debe valorarse si existe un acortamiento de Tendón de Aquiles que impida el apoyo correcto del talón en el suelo, o bien una hiperlaxitud ligamentosa que le impida el buen funcionamiento del pie y la extremidad inferior. Estos junto a otros  factores de crecimiento como dolor en el talón (Talalgia de Sever), dolor en las piernas o rodillas  (Sgood Slater)  también pueden provocar caídas y falta de rendimiento.

Mi consejo como podólogo Deportivo es siempre la prevención, por ese motivo animo a los padres que tengan hijos que hagan deporte que no dejen de hacerles una revisión podológica como mínimo una vez al año para evitar futuras lesiones o alteraciones que con el tiempo se hagan irreversibles.

www.podologiamarianao.com

 David Ezquerro Jara

Nº Col. 1077