Las fresas son el fruto de la planta Fragaria vesca y Fragaria Ananassa. Las fresas silvestres originarias de Europa son el que conocemos como fresas de bosque y los fresones y las fresas son en realidad de origen americano. La temporada depende un poco de la zona. A finales del invierno ya empezamos a encontrar a pesar de que su momento álgido es el mes de abril y mayo, como mínimo por las de la zona del Maresme. Se una fruta muy ligera, rica en vitamina C y con muy buena digestibilidad. Normalmente, gusta mucho a los niños y es algo que tenemos que aprovechar al máximo. ¡Que coman fresas!
¿Las fresas su un pequeño tesoro nutricional, sabes que aportan unas 6 fresas medianas (unos 100 g)?
A nivel nutricional son un alimento muy interesante. El que más destaca es que con solo 32 kcal aportan muchísima vitamina C, unos 54 mg que es mucho más de la mitad de la cantidad diaria recomendada y unos 2 gramos de fibra, pero también pequeñas cantidades de otras vitaminas y minerales. ¡Y tienen muy pocos azúcares! Únicamente unos 5 g por cada 100 g de los cuales aproximadamente la mitad su glucosa y la otra mitad son fructosa. Esta proporción entre estos dos azúcares hace que las fresas sean muy bien toleradas para todo el mundo, incluso por intolerantes a la fructosa.
Así que ya veis que las fresas son un buen alimento para postre, meriendas, a media mañana y también para después del deporte. Si vuestros pequeños hacen alguna actividad deportiva, son una buena manera de ayudarlos a rehidratarse, puesto que tienen más de 90 g de agua por cada 100 g, y la cantidad de azúcares que aportan les va fantástico para recuperar la energía muscular que han gastado.


Como otras frutas de temporada, las fresas, cuando son muy maduras, se pueden aprovechar para hacer postres caseros muy buenos como helados, gelatinas, flanes, macedonias, compotas, batidos, puding de chía y fresas o una coca como la que os propongo en la receta. Pero también las podemos incorporar en otros platos como, por ejemplo, las ensaladas o la pizza. Y las podemos congelar para tener cuando no sea temporada.


Como son muy delicadas, si las tienes que comer el mismo día, puedes dejarlas en un lugar fresco y ventilado, pero, en cambio, si las tienes que comer al día siguiente, guárdalas en el cajón de la verdura en la nevera y en un recipiente muy ancho para que se no queden amontonadas y no se aplasten ni se florezcan. Antes de consumirlas, lávalas bien, puesto que, si no son ecológicas, pueden tener una cantidad considerable de residuos de pesticidas.


¿Y sabéis que las podáis cultiva en casa? La fresa es un fruto que no tiene las semillas adentro sino afuera. Son los puntitos que tienen a su alrededor y si lo deseais podéis pelar muy fino una fresa, o varias, para obtener las semillas y ponerlas en una maceta con tierra cubriéndolas con una capa muy fina de tierra. En unas semanas tendréis la fragaria en vuestro balcón o terraza. ¡Emocionante!


¡A disfrutar!



Dra. Laura Isabel Arranz Iglesias
Doctora en nutrición, farmacéutica y dietista-nutricionista
www.dietalogica.com